Sección: economia
Fecha: 16/01/09
URL: http://www.abc.es/20090116/economia-economia/reduce-tipos-deja-puerta-20090116.html
Pagerank: 8 sobre 10
Ranking Alexa: 1,098
Links a este site: 27,300
 

El Banco Central Europeo (BCE) recortó ayer en medio punto su tasa de interés de referencia, buscando paliar el creciente parón económico con una distensión en los flujos monetarios.
El consejo de gobierno de la entidad redujo por unanimidad el tipo de interés que guía al de los bancos a un 2%, el nivel más bajo en la economía del euro, alcanzado ya también en diciembre de 2005. Bajó también a partir del día 21 la facilidad marginal de crédito, por la que presta a las entidades, hasta el 3%, así como la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero hasta el 1%.
Ya en su última reunión de diciembre el BCE había reducido su interés principal en 0,75 puntos, la rebaja más agresiva hasta la fecha. Es la cuarta vez desde el verano, pues en octubre el tipo principal se encontraba aún en un 4,25%. Tras años de preocupación inflacionista, se observa ahora un tono claramente centrado en la economía.
Los mercados europeos reaccionaron con pesimismo y pérdidas moderadas a la decisión y Fráncfort anotó un séptimo día acumulado de números rojos, con el DAX 30 depreciándose en un 1,94%. El euro reaccionó inicialmente con ganancias sobre el dólar, pero luego remitió. La rebaja había sido perfectamente anticipada, según valoraron distintos observadores del mercado.
Sobre próximos movimientos, el presidente del banco europeo, Jean-Claude Trichet, descartó nuevas rebajas en febrero, «estamos a pocas semanas» y la presente ya asumiría las previsiones de «deterioro sustancial». Habló a continuación de «la importancia del consejo de marzo» para la política monetaria, sugiriendo para entonces otra posible reducción de la tasa de préstamo. Sólo en la «reunión de marzo tendremos suficientes elementos de nueva información y de nuevas proyecciones».
Jean-Claude Trichet subrayó que «no hemos dicho que el 2% sea un límite». La decisión de ayer «anticipa ya la futura evolución de la economía real, así como los riesgos inflacionistas». Aclaró en todo caso las precauciones del BCE, pues «queremos evitar una trampa de liquidez, con tipos muy bajos, lo que representaría algo peligroso para la economía, y de la que, una vez dentro, resultaría enormemente difícil salir».
Jean-Claude Trichet subrayó que «no hemos dicho que el 2% sea un límite». La decisión de ayer «anticipa ya la futura evolución de la economía real, así como los riesgos inflacionistas»
Los pasos del BCE han venido siendo más cautos que los de la Reserva Federal de Estados Unidos, con tipos entre 0 y 0,25%, y el Banco de Inglaterra, 0,25%. Ayer algunos observadores sugirieron que el BCE tenía «un amplio margen de maniobra» para haber rebajado más. El banco europeo dijo haber observado «una considerable transmisión» de las últimas decisiones sobre tipos, adoptadas por el consejo, en los tipos ofrecidos por el Euribor, especialmente en los plazos más cortos, destacando la caída experimentada por el Euríbor a tres meses.
Menos confianza
El consejo de gobierno habría valorado en su decisión de ayer un crecimiento «significativamente inferior a las últimas proyecciones» propias en la zona del euro. El último informe de la Comisión Europea cita una fuerte caída en la confianza empresarial en la Eurozona, con la economía de los 16 en recesión técnica desde el verano. Trichet confirmó en conferencia de prensa que hay pruebas claras de que la economía de la zona experimenta «un parón significativo» y el grado de incertidumbre sigue siendo excepcionalmente alto por la volatilidad en los mercados financieros.
La presión inflacionista ha aflojado con la debilitación económica y el abaratamiento de materias primas; la demanda va a ser baja «por un período prolongado». A este respecto, «la decisión de hoy es una buena decisión para el objetivo de inflación del BCE». Ésta se ha reducido hasta un 1,6% en diciembre, por debajo del techo del 2% por primera vez desde agosto de 2007 y se situará probablemente «en niveles muy bajos a mediados de año». Pero Trichet avisó de que la volatilidad será muy relevante y esta referencia «fluctuará de manera acusada».
El presidente del banco dijo que habrá que seguir «monitorizando muy estrechamente la evolución» financiera. Harán falta nuevos análisis para barruntar las tensiones en el crédito y el mercado bancario y Trichet se mostró favorable a una estrecha colaboración entre los diferentes supervisores internacionales.
El máximo responsable de la política monetaria europea recordó que la UE no ha logrado aún adoptar una posición común respecto a la supervisión de la banca, por lo que los países miembros deberán seguir trabajando sobre las numerosas lecciones proporcionadas por las recientes turbulencias financieras.
El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, manifestó que la bajada anunciada facilitará la actividad de las empresas y será beneficiosa para las familias. Por su parte el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, valoró la nueva bajada de los tipos de interés, aunque reclamó a las entidades financieras que «transfieran esas bajadas en forma de reducción de las cuotas que las personas tienen que pagar, por ejemplo, en relación con sus hipotecas».


Cerrar Ventana