Sección: internacional
Fecha: 11/01/09
URL: http://www.elpais.com/articulo/20090111elpepiint_2/Tes/
Pagerank: 8 sobre 10
Ranking Alexa: 451
Links a este site: 59,403
 

PILAR BONET - Moscú - 11/01/2009 La reanudación de los suministros de gas ruso a Europa vía Ucrania parecía cercana esta madrugada, después de que el primer ministro checo, Mirek Topolanek, actuando como presidente de turno de la UE, lograra que Kiev firmara el acuerdo logrado ayer en Moscú para crear un mecanismo de control del tránsito del combustible. UE(Unión Europea)
A FONDO Ver cobertura completa Rusia A FONDO Capital: Moscú. Gobierno: República. Población: 140,702,094 (est. 2008) Una vez firmado el documento por ambas partes, se espera que Rusia vuelva a enviar gas a la UE a través de territorio ucraniano. En Novo-Ogarevo, en las afueras de la capital rusa, Topolanek conversó cinco horas con el primer ministro ruso, Vladímir Putin. El resultado fue un protocolo que establece la estructura, mandato, objetivos y ámbito de una misión internacional de observadores destinada a desbloquear la agria disputa ruso-ucraniana que ha dejado al continente sin el 80% del gas ruso.Para reanudar el suministro, el Kremlin exigió a Ucrania la firma del acuerdo que fija las condiciones de actuación de los observadores. "Parto del supuesto de que este documento se firmará hoy [por ayer] y no veo base para no firmar este papel", dijo Putin.En el documento concertado se prevé el control del flujo de gas en territorio ruso y en las fronteras de Rusia y Ucrania y también en las de este país con sus vecinos europeos. Entre los controladores habrá representantes del gigante ruso Gazprom, la ucraniana Naftogaz, los ministerios de Comercio de los dos países, técnicos de la UE y de Noruega y de los clientes de Gazprom en Europa.El presidente de Gazprom, Alexéi Míller, aseguró que, una vez firmado el acuerdo, el tránsito de gas a Europa a través de Ucrania se restablecería cuando los observadores estén listos para trabajar en las estaciones de medición de gas de Ucrania y de Rusia. Abiertas las espitas, Naftogaz está dispuesto a poner el gas en la frontera occidental de Ucrania en el plazo de 36 horas.En Kiev, la primera ministra Yulia Timoshenko se reunió de madrugada con Topolanek y firmó el documento. En contra del mecanismo de control se habían pronunciado varios políticos ucranios, entre ellos el viceministro de Exteriores, Konstantin Eliséiev, que acusó a Rusia de querer apropiarse del sistema de transporte de gas ucraniano.La gestión del político checo es la segunda gran misión mediadora por cuenta de la UE en un conflicto entre Rusia y otro Estado de la ex URSS en menos de un año. La primera, en la guerra con Georgia por Osetia del Sur, corrió a cargo del presidente francés, Nicolas Sarkozy."He informado al Gobierno ucranio de que estaré en esta región hasta que consiga restablecer los suministros de gas", manifestó Topolanek al volver a Kiev después de su estancia en Moscú. "Las conversaciones de ayer por el viernes] en Ucrania me han dado cierto optimismo y creo que no habrá impedimentos para la firma", había dicho el dirigente checo, que subrayó que en el texto se tienen en cuenta "las exigencias de ambas partes".Con ironía, Putin propuso a los observadores que planten tiendas de campaña junto a las tuberías de gas como las que se alzaron en la plaza de la Independencia de Kiev durante la Revolución Naranja de 2004. "Y que controlen día y noche", señaló. El primer ministro no escatimó críticas para los dirigentes ucranios, a los que acusó de organizar "un bloqueo" energético de Europa.


Cerrar Ventana